8 días en Guatemala ! (tercera parte y final)

Hola viajeros!!!, regreso para contar la tercera parte de Guatemala ! con esto, ya termino mi aventura por este país, que me entregó tantas sorpresas.

  • 13 de marzo 2018: 

En la entrada anterior, me encontraba en la localidad de Flores. Desde ahí, tomé una especie de “van” compartida con 10 personas aproximadamente. Me pasaron a buscar a mi hostal, a las 08:00 hrs (en ese momento, dudé si realmente pasarían por mi). El precio desde Flores hasta Lanquín, (mi próximo destino) fue de 150 QTZ o 20 dólares. Este transporte lo encontré donde mismo contraté mi transporte hacia Tikal (incluso desde antes, había visto otro que costaba más caro).

Partimos rumbo a Lanquín, me esperaban 8 horas arriba de un transporte que obviamente no era cómodo.  Creo que yo era la única que hablaba español 🙂 jaja, qué onda los latinos, dónde andan? …recuerdo que realizamos como tres paradas en servicentros, donde podíamos ir al baño, comprar algo para comer o principalmente, comprar agua bien helada !!! (lo más necesario en este viaje). Cabe destacar, que se podía pagar con tarjeta de débito o crédito… a esta altura, casi ya no tenía efectivo.

IMG_3059
Esta persona, estaba armada (servicentro)

El paisaje era increíble, verde, verde, verde en degradé :-o. Realmente, vale la pena no dormirse y admirar esta belleza de paisaje. También, se veían casas muy humildes, pero llenas de magia. Creo que me debo haber quedado dormida en algún momento, pero no fueron más de 30 minutos. El viaje era duro, que en realidad, no sé de donde saqué fuerzas jaja. Ya estaba acostumbrada, a viajar a ese ritmo (por varias horas) muy incómoda.

IMG_3061
Paisajes, camino a Lanquín

En algún momento del viaje, debíamos cruzar un río. Sí, la “van” se subió a una plataforma muy rústica y cruzó el río la pasión. Estuvimos como 10 minutos, mientras se acercaban  vendedores por las ventanas …y ahí aparece nuevamente, la bendita agua!

IMG_3060
Cruzando Río La Pasión

Cuando ya faltaba como una hora, el camino, se puso peor. Era camino de tierra, ese trayecto fue eternooooooooo !. Llegamos por fin a Lanquín, nos dejaron frente al consultorio de salud del pueblo, donde nos estarían esperando para llevarnos a nuestros hostales respectivos.

IMG_3062
Lanquín

Íbamos 4 personas al mismo hostal (Hostal Vista Verde Lanquín, donde pague 300 QTZ o 40 dólares, por  2 noches). Nos subimos a una camioneta, que se movía demasiado (bueno, el camino no era muy bueno). Llegamos y la entrada era en subida jajaa con todo el cansancio del viaje, ya no podía dar un paso más (cero resistencia física). Me registré, reservé el transporte hacia los lugares que iba a visitar y me fui a colocar traje de baño (eran como las 18:00 hrs) porque necesitaba un momento de relajación en la piscina.

IMG_3064
Hostal en Lanquín
IMG_3063
Piscina en el hostal, junto a la cerveza Gallo 🙂

Llegué a mi habitación privada (por fin), tenía 2 camas, así que dejé todas mis cosas en una de las camas. Este hostal, tenía algunas condiciones de electricidad. A eso de las 23:00 hrs, se cortaba la luz (menos mal que llevé una mini linterna, siempre hay que estar preparada jaja). El baño, quedaba en otro lugar (pero igual cerca de mi habitación), la ducha con el techo abierto, una muy interesante experiencia :).

IMG_3065
Habitación privada
IMG_3075
Mosquetero
IMG_3067
Vista desde mi habitación

 

A esa hora, ya aparecían los mosquitos. Recuerden llevar repelente !, yo tenía uno mil potente que compré para llevar al amazonas (con un deet de 40%), aunque creo que para este lugar no es tan necesario uno taaan potente. De todas formas, igual tenía todas las piernas picadas, fueron los lindos recuerdos que me llevé de ese lugar. La verdad, a mi nunca me importó. El pantalón corto, se usaba igual, con picadas o no :).

Pasé una noche tranquila junto a un grupo de franceses, que hablaban español ! Me invitaron a comer con ellos (ellos preparaban guacamole), pero mi hambre era tan grande, que tuve que comprar un plato para cenar (no había comido nada nutritivo, sólo papas fritas y chocolate en el camino) . El hostal, tenía un bar donde podías ordenar para comer o beber algo. Ojo aquí, te anotaban tus gastos (se pagaba cuando te ibas del hostal), así que después no nos podíamos sorprender de la cuenta final jaja.

  • 14 de marzo 2018:

El precio por los próximos lugares a visitar, fue de 160 QTZ o 21 dólares. Nos subimos a una camioneta (unas 8 personas), donde íbamos de pie, con dirección al Parque Nacional Grutas de Lanquín (este lugar, no lo tenía contemplado, pero quedé sorprendida!). Llegamos al lugar, con el traje de baño puesto. Permitido entrar, sólo con cámara para el agua, porque créeme que era imposible entrar con el  celular (a no ser que tuviera protección). Tranquilos, te acompaña un guía local, porque ir “solos” creo que es imposible. Al inicio, nos entregan 1 vela a cada uno, que duraba muy poco encendida jaja.

Este lugar, eran cuevas de piedra caliza. Estas formaciones, son consideradas sagradas. A dentro, está iluminada por velas y cuenta con cuerdas que cuelgan para un mejor desplazamiento. Creo que ninguna descripción, puede explicar la experiencia que se vive dentro de estas cuevas. A simple vista, parece algo muy simple de recorrer. Pero perdí la cuenta, de todas las veces que me pegué en los pies. Se debe desplazar de forma lenta, para evitar encontrarte con rocas que te hagan daño. En algunos lugares, se deben subir unas escaleras de fierro (imagina eso a pie descalzo). No se puede creer el lugar donde te encuentras, mi fiel grupo con el que ingresé, se portaron muy bien conmigo (especialmente las mujeres, apoyo femenino jaja, 2 suecas que nos ayudamos en todo momento) .

Cuando comenzamos el retorno a la salida, “tuvimos” que deslizarnos, (bueno el guía nos dijo) por una especie de túnel en bajada tipo cascada, cuando me di cuenta de lo que teníamos que hacer, realmente me dio miedo, pero el miedo era por el temor de poder golpearse con una roca. Yo sé nadar, pero aún así tragué litros de agua. Nos tuvimos que poner en las piernas del guía, con los brazo hacia adentro y lanzarlos a la vida. Son esos momentos donde piensas: “si no lo hago, no salgo de aquí.” Fui la primera mujer, después de los 2 hombres. Pensé , es ahora o nunca. La cara de mis compañeras, era del terror. Habrá sido el camino más rápido? porque de verdad, yo creo que no todos lo pueden hacer.

Aquí van algunas de mis recomendaciones para entrar a este lugar:

  1. Usar zapatillas para el agua.
  2. Llevar cámara resistente al agua.
  3. Aguantar golpearse en los pies.
  4. Tener algo de fuerza en los brazos, para subir las escaleras resbalosas.
  5. No creo que sea considerado para adultos mayores 😦 .
  6. Resistir las lesiones que te queden por los golpes (quedé llena de moretones).
  7. Poder mental al 100% para deslizarte por esa cascada.
IMG_3069
Entrando a la cueva

 

IMG_3071
Lista, para entrar a la cueva 😮

 

IMG_3070
Dentro de la cueva

Dejamos ese lugar para ir al tan esperado Semuc Champey. La entrada a este hermoso lugar fue de 50 QTZ o 7 dólares. 

Supuestamente el trekking para llegar al mirador es de 30 minutos, pero creo que me demoré unos 40 minutos. Tristemente lo subí sola, porque no era capaz de seguir el ritmo de los demás. Cargaba en mi espalda una mochila con la cámara, el trípode y agua. El ascenso era duro, no sólo el camino era irregular, era todo en subida y escalones como de medio metro. Yo sentía que moría, cada paso era un esfuerzo enorme. Finalmente, llegué al mirador donde podías observar todas las cascadas, realmente ese esfuerzo valió la pena. Saqué algunas fotos, sacaba el agua, saqué mis hawaianas (estúpidamente) y las dejé olvidadas en ese lugar. Fue imposible, regresar a buscarlas.

IMG_3068
Vista desde el mirador, Semuc Champey

Cuando por fin, llego a las pozas de Semuc Champey, sentí que todo calor, todo cansancio valió la pena. El lugar, era un paraíso ! que hermosura de lugar!!!!. Tenía tanto calor, que bañarse en esas aguas fue lo mejor de la vida !!!! Impactada de tanta belleza, comenzó a llover y fue lo mejor ! Tengo una emoción tremenda de recordar ese momento único, en medio de la selva de Guatemala. Sin duda, Semuc Champey, es un imperdible si visitas Guatemala ! Me siento orgullosa de haber llegado a un lugar tan difícil, tan lejos y tan sorprendente a la vez.

IMG_3072
Feliz en Semuc Champey !!!
IMG_3073
Grupo ! no importa el idioma, sino la experiencia 🙂

Regresamos al hostal, ducha y una ronda de cervezas, sintiendo la emoción de todo lo vivido. Ese día, me dormí ” temprano”, porque al otro día, tenía que tomar rumbo hacia Ciudad de Guatemala (8 horas más de viaje). Supuestamente eran menos horas, pero en ciertos lugares, había un tráfico del terror.

IMG_3077
Compartiendo con otros viajeros !
IMG_3076
Hermosas personas que trabajan en el hostal 🙂
  • 15 de marzo 2018:

Recuerdan que  tenía mi taxista favorito en Ciudad de Guatemala? don Gabriel. Yo estaba full preocupada, porque le había dicho que me esperara en “cierto lugar a una hora “X” pero la verdad, iba a llegar mucho más tarde. A eso de las 17:00 hrs, mi querido uber me estaba esperando (de verdad, si viajan a Guatemala, no duden en pedirme el contacto) , es una excelente persona, muy responsable).

Por fin llegué a Ciudad de Guatemala y don Gabriel me estaba esperando para llevarme a mi hostal que quedaba cerca del aeropuerto (ya estaba terminando mi viaje por este país). El hostal donde me quedé se llama ” Hotel Posada Proceres” , quedaba como a 10 minutos en auto hasta el aeropuerto, maravillosoooo! . El precio por una noche, fue de 183 QTZ o 25 dólares (habitación privada). Este hostal, quedaba en un barrio más tranquilo, donde no se percibía tanto peligro, quedaba al lado de un centro comercial, donde puedes comer tranquilamente.

IMG_3074
Centro comercial en Ciudad de Guatemala

Ese día me sentí realmente cansada, pero feliz de haber vivido tan experiencia. Al otro día, don Gabriel, me llevó al aeropuerto para regresar a Ciudad de México, para comenzar mi nueva aventura :).

Guatemala, me enseñó que no hay que tener miedo constante, me puso en mi camino, personas maravillosas, que me ayudaron y que me hicieron sentir especial. Que me hicieron percibir, que no hay que viajar con miedo, sino disfrutar y vivir los momentos.

Si me preguntaran si quisiera volver a Guatemala, les respondería que sí, porque este país me hizo crecer aún más, me hizo valorar lo que tengo y no tengo, me hizo feliz con pequeños detalles. Viajar, me hizo más fuerte y me hizo más sensible de lo que soy !

De verdad gracias! me doy por pagada, con que disfruten leyendo esto 🙂

Paulina Novoa

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s