Mi significado de viajar sola

Hola viajeros!, hace mucho tiempo que quería escribir sobre esto. Cada vez, que pienso en lo que ha significado para mi (viajar sola), se me vienen millones de sentimientos y vivencias. Por eso, es momento de ordenar todas estas emociones.

Primero que todo, los invito a respetar y entender las diferentes vivencias de las personas. Comienzo así, porque he leído en muchos lugares, que “viajar” no es la felicidad que busca la mayoría de las personas. Puedo o no estar de acuerdo con esa afirmación, pero quiénes somos para afirmar lo que nos hace realmente felices ?. Creo que TODOS, a lo largo de nuestra vida tenemos distintas prioridades: vivir solo (a), tener una mascota, vivir siempre con nuestros padres, casarse, convivir, tener hijos, trabajar, etc. No quiere decir que siempre pensemos igual, todo esto puede ir cambiando con el paso de los años y con qué queremos “ahora” en nuestra vida.  Muchas veces, es la “sociedad”, la que nos impone ciertos “prototipos de vida” en un orden muy definido para mi gusto. También entiendo, a las personas que no les gusta viajar, es válido y lo acepto.  Pero no acepto, a las personas que critican a los viajeros, porque de verdad, creo que no saben lo que están diciendo.

Creo que soy como la mayoría de ustedes, nadie me ha regalado nada. Yo me pago mis viajes y si he tenido la oportunidad de conocer otros lugares, es porque forma parte de mi prioridad de vida y porque deseo irme de este mundo, cargada de vivencias y ser recordada como alguien que quizo descubrir otras experiencias y  que nunca tuvo miedo de hacerlo.

Me alegra que las personas escojan sus caminos y si son felices así, de verdad, los aplaudo. Pero aprendamos a respetar, que no todos queremos lo mismo, no todos queremos hacer “lo mismo” de siempre, no todos queremos estar siempre en un mismo lugar.

En mi caso, viajar sola, ha sido una de las más hermosas experiencias de vida. Todo ha sido en el momento justo. No quiere decir que no me gustaría tener un “partner o compañero” de aventuras (obvio que sí). Pero aprendí que no puedo perder el tiempo en “esperar” a alguien para viajar. Todos tenemos una vida, donde cada uno ve, con quién  o con qué se siente mejor.

IMG_3218
Por las calles de Antigua, Guatemala
IMG_3219
En el mercado de Chichicastenango, Guatemala

Y  así confieso, que una de mis prioridades de vida, es viajar y siempre trataré de que sea así, aunque más adelante, mi vida cambie. Explicaré por muchas razones, porque me convertí en viajera, ya que “vacaciones” tipo descanso, hace mucho tiempo que no tengo.

Cuando me atreví a emprender un viaje sola, lo más probable es que no haya estado segura de lo que iba a hacer. No lo pensé mucho, sólo compré el pasaje y el resto lo iba a ver en el camino. Atreverse, es el paso número uno. No importa lo que te digan los demás, no importa el miedo que quieran que sientas. Sólo importa, tu valentía y las ganas de descubrir nuevas calles, nuevas personas y nuevas experiencias.

Jamás pensé que era capaz, hasta que lo hice. Hasta que tomé ese avión, hasta que llegué a otro aeropuerto, para hacer una escala (porque digámoslo, hasta el día de hoy, a pesar de haber estado en muchos aeropuertos, todavía me pongo algo nerviosa pensando en que todo salga bien y pueda “sobrevivir” a todos los pasos de revisión pre- vuelo, para llegar por fin a la puerta de embarque). Y en mi última experiencia, en el aeropuerto de México, puedo decir, que cualquier cosa puede pasar jaja.

IMG_3221
Feliz en Oaxaca, México

Viajar sola, me hizo sentir que soy capaz de cualquier cosa. Te tienes que cuidar las 24 horas y eso no significa andar con miedo. Obviamente, al estar sola, tienes que tomar precauciones, pero no andar con cara de miedo por la calle. No sé cómo explicar esto, pero cada vez que estoy en otro lugar, mi nivel de miedo disminuye, a pesar de no conocer realmente el nivel de seguridad de un lugar, la verdad, todavía no me lo explico. Simplemente, estoy alerta, a un nivel “normal” y no entrando en pánico.

Recuerda esto, jamás vas a estar 100% sola (o), siempre, pero siempre, encontrarás a alguien en tu camino, que también ande viajando solo o encontrarás a una persona local, con ganas de ayudarte. He tenido la suerte, de siempre encontrar a personas que me han ayudado y también me han cuidado.

img_3216.jpg
Con un italiano muy divertido en Capri 🙂

Me he vuelto más sensible de lo que soy, caminar y observar otras costumbres, me ha llenado el alma. Me ha hecho sentir, que la mayoría de las personas, tienen un gran corazón y que muchas veces, compartimos el mismo lenguaje (no me refiero al idioma).

También, considero relevante hablar de los idiomas. En la mayoría de los países, las personas hablan inglés, pero que esto no sea una barrera si no lo manejas. Créeme que se puede sobrevivir, y ahora la tecnología ayuda mucho. Obvio que sería ideal, saber el idioma del país, pero vas a lograr como sea tu objetivo.

Viajar sola, me ha regalado un mejor amigo que lamento mucho no tenerlo fisicamente, pero la amistad que formamos es tan fuerte, que es lo lindo de conocer personas verdaderas. Me he encontrado con personas locales maravillosas, que me han emocionado y que al recordar todos los momentos, me hacen que se llenen mis ojos de lagrimas. Que personas desconocidas te valoren por lo que eres, que se sorprendan porque andas sola, que se preocupen, etc. Pero cuando logras transmitir la felicidad de conocer y atreverse, de verdad te logran entender, logran visualizar lo que estás viviendo. Y es eso, lo que me gustaría “cambiar”, los que no viajan solos, no se impacten por ver personas solas. Es impresionante, la cantidad de personas que emprenden vivencias solos, por gusto o porque realmente no tienen a alguien que se sume a la aventura (por favor que no sea cualquiera, porque en el camino, aparecen los problemas. Cuando viajes con alguien, elige a las personas con pinzas).

No dormir en tu cama, te hace valorar tantas cosas. Compartir habitación, te hace más tolerante y principalmente con personas que no hablan tu idioma (en otra publicación , hablaré sobre dormir en hostales).

Almorzar sola en la calle o en un restaurant, nunca lo había experimentado ni en mi propia ciudad. Creen que me importó almorzar sola? NO, me sentí feliz de que realmente no me importó lo que podía pensar el resto. Es tu momento, es tu comida y es tu tiempo para seguir ordenando todas las ideas que vienen a tu cabeza durante tu viaje.

IMG_3209
Almuerzo en Pisa, Italia
IMG_3212
Almuerzo en Cinque Terre, Italia

Aprender a movilizarte dentro de una ciudad o cambiar de ciudad, es algo que me encanta. Sentirte “parte” y moverte como un local, es una experiencia de aprendizaje que te hace sentir increíble. A veces, ni en mi ciudad me logro ubicar, pero si lo he logrado en otras ciudades jaja.

IMG_3208
Viajando en tren por Italia !
IMG_3210
Mochilera en San Gimignano, Italia

Te aprendes a conocer y a pasarlo bien contigo misma, de tal forma, que ya sabes de lo que puedes lograr. Sabes realmente lo que quieres y lo que no quieres. Tú manejas tus tiempos, tú eliges los lugares que quieres recorrer. Si quieres te levantas temprano, si quieres vas mil veces a un mismo lugar, etc.

Te tomas todas las fotos que quieras, sin que alguien te diga… de nuevo más fotos? No te importa que todos te miren sacar tu Gopro o lo que sea, porque es TU MOMENTO.

IMG_3211
Intento de foto nº 1000
IMG_3220
Antigua, Guatemala
IMG_3217
Santiago, Chile

Si tienes las ganas, hazlo. Deja el miedo de lado, sólo bastan tus ganas por conocer y vivir una de las experiencias de vida que lejos, recomendaría a todos. Vas a crecer y te vas a sentir orgulloso (a) de ti, comenzarás a percibir el mundo con otros ojos.

Me atrevería a decir, que todas las experiencias de viajes son diferentes, ya sea sola/o, con amigos, pareja, familia, hijos. Depende de uno, hacerlas inolvidables !

IMG_3206
Dejando los pies en Roma, Italia

Y si no tienes quién te acompañe, qué importa???. Conocerás a muchos amigos y personas que te regalen una sonrisa.

Todo lo que escribí son algunas de las cosas que he sentido en mis últimos viajes. No todos pueden viajar solos, porque simplemente no les gusta, no porque no puedan. Todos podemos, aunque no tengamos la misma fuerza mental necesaria. Pero nadie te puede decir que no eres capaz.

IMG_3213
Me subí sola a la góndola en Venecia
IMG_3222
Oaxaca, México

Espero que me cuenten sus sentimientos y si tienen dudas de hacerlo, feliz les comparto mis experiencias.

Un abrazo, Pauli  🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s