Acampar sola, una nueva experiencia !

Hola viajeros !!! espero que ande todo bien en sus vidas!

En esta nueva publicación, estaré contando mi primera experiencia de acampar sola. Creo que hace 15 años que no dormía en una carpa (o tienda de campaña, no sé con qué nombre la conocen en otros países).

En el puente colgante

El viernes pasado (después de mi turno de noche), decidí ir a dormir con la naturaleza. Aquí en Chile, ya es temporada de camping (primavera), así que todo perfecto para salir a tomar aire puro.

Manejé hasta el cajón del Maipo (a 1 hora de Santiago) con la ayuda de Waze y llegué al camping “El Sauce”. En este lugar hay 3 opciones de camping, yo elegí la tercera: ” espacio natural, sin quincho (que es una parrilla para cocinar carne asada), ni electricidad”. Tienes acceso a baños y ducha con agua caliente. Les dejo el link de la página, donde puedes encontrar la información y dirección http://www.campingelsauce.cl/ .

Yo quería un lugar, lo más natural posible. Realmente no me importaba tener electricidad. Mi celular lo llevé full cargado en caso de necesidad. Ahora, si van por más días, les recomiendo un sector con electricidad.

Llegué al lugar y en la recepción había un caballero. Lo primero que me preguntó: vienes con alguien más? , yo respondo: “vengo sola”. Este es un tema a desarrollar en otra publicación ! dejemos de espantarnos por los que hacemos algunas cosas solos. Seamos felices de la forma que queremos :).

El caballero me invitó a recorrer los alrededores del lugar…y yo en busca de mi lugar, me terminé metiendo en otro camping jajaa . Ok, reconozco que no me gustó que no me acompañara, porque como yo no conocía el lugar, era probable que me perdiera. Y bueno, caminé hasta por matorrales con espinas y cosas de la naturaleza. Este sería un punto en contra de este camping (pero son detalles).

Bajé las cosas del auto (haciéndome la fuerte jaja) todas colgadas de mis brazos y manos, cruzando un pequeño puente colgante. Armé mi carpa, saqué mis ollas y a cocinar!, yoooo cocinando???? (obvio que lo más fácil del mundo: fideos jaja) si con suerte cocino en mi propia casa.

 

Cara de sueño, pero feliz

Pero les juro, que esa experiencia tipo sobrevivencia es genial ! y creo que lo mejor de todo, es que necesitas tan pocas cosas para lograrlo. Mi plan, era llegar a dormir después de haber trabajado en la noche, pero hasta se me quitó el sueño. Salí a conocer los alrededores del lugar para poder orientarme.

En este lugar existen 3 pozones, el agua es helada, pero en esta época es exquisito bañarse en esa agua. También, es súper interesante sentarse a la orilla del río y mirar las balsas de rafting, donde todos son muy felices remando contra la corriente del río. Los kayistas también se ven harto !

Pozón

 

 

 

Y bueno, llegó la noche y no tenía nada de sueño. Escuché los sonidos de la naturaleza, me relajé mucho y le agregué música.  Es increíble poder disfrutar de tu momento, de tus deseos y sueños que se vienen todos a la mente. Reflexioné más tranquila y me sentí tan feliz de estar ahí. No saben cómo me hacen sentir este tipo de cosas. De todo corazón, los que se atrevan, háganlo y que no importe lo que piensen. En unos años más… vas a tener algo divertido y aventurero qué contar? 🙂

 

Noche mágica

De todas formas, es un panorama mil recomendado para hacer en grupo !, pero si no tienes a alguien que te acompañe, hazlo solo/a, no pasa nada 🙂

Un abrazo a los que llegaron hasta aquí

Pauli 🙂